• Tiempo de lectura:8 minutos de lectura

Aunque aún nos falta un tiempo para integrar a nuestra Peque en el sistema educativo obligatorio en Alemania, llevo un tiempo dándole vueltas a la necesidad de proporcionar apoyo a niños no nativos para que no fracasen en la escuela.

Carencias en el sistema educativo alemán

En 2001 Alemania participó en el estudio PISA que compara los resultados académicos entre países miembros y asociados de la OECD. Era la primera vez que participaba en rankings internacionales en muchos años y los resultados fueron todo un jarro de agua fría: Alemania estaba por debajo de la media en los aspectos estudiados (lectura, matemáticas y ciencias); existía grandes desfases en las puntuaciones de los distintos Länder y los alumnos de estratos socioeconómicos desaventajados o de familias migrantes quedaban desamparados en el sistema educativo.

En los últimos 20 años ha habido grandes esfuerzos por revertir estos resultados y si bien es cierto que globalmente Alemania han ido mejorando, los alumnos pobres o migrantes siguen quedando muy por detrás de la media y en ciertos aspectos incluso han empeorado.

Puedes leer un resumen aquí en ingles o en alemán de los resultados de PISA 2018 en Alemania. Mis conclusiones son:

  • Los esfuerzos por integrar a todos los estudiantes en el sistema educativo no han dado resultado: los estudiantes pobres obtienen cada vez peores resultados comparados con los ricos. Por tanto, las familias pobres tienen que poner más de su parte si quieren que los niños económicamente desaventajados no sufran las consecuencias.
  • Los alumnos inmigrantes están muy polarizados: considerados globalmente la diferencia en los resultados en la prueba de lectura entre nativos y migrantes es de 63 puntos, y al mismo tiempo 16% de los migrantes obtuvieron resultados excelentes. Lo veo como prueba de que los esfuerzos de la familia dan resultados.
  • Las niñas reciben mejores puntuaciones en lectura que los niños, pero no tanto como en los otros países de la OECD. Además, la diferencia de puntuación en matemáticas, donde los niños suelen tener mejores resultados que las niñas, es todavía mayor que en la media de la OECD. Entiendo que el sistema alemán de educación no da a las niñas las oportunidades adecuadas.

¿Cómo podemos ayudar a los niños y a la escuela?

Como acabo de mencionar, estoy convencida de que la implicación de las familias es clave en la etapa educativa del peque, y todavía más en el caso de los niños inmigrantes. Puede ser una implicación tácita en la que la familia valora positivamente la educación y el sistema alemán, o más explícita en la que hay un apoyo a niños no nativos formal a nivel de la familia, de la escuela y de la comunidad.

Algunas formas de implicación explícita son:

Trabajar con la escuela

Es crucial que nos involucremos en el sistema para que este a su vez proporcione apoyo a los niños no nativos.

En la guardería y prescolar, es recomendable hablar con los cuidadores que trabajan con los peques con dos objetivos:

  • informarles de que la guardería es una gran parte, si no la más importante, de la exposición a la lengua alemana que recibe el peque y hacerles partícipes del proyecto de bilingüismo
  • preguntar regularmente por el progreso:
    • ¿Entiende el alemán?
    • ¿Contesta en alemán?
    • ¿Habla con los otros niños? ¿Canta con el grupo? ¿Le gustan los cuentos de la guardería?
Primaria en Alemania: apoyo a niños no nativos

Photo by Element5 Digital on Unsplash

Estas conversaciones se han de mantener en todos los niveles educativos, adaptadas al nivel y al curso. Los profesionales tienen que saber qué objetivos tenemos para la educación del niño, por ejemplo si esperamos que complete estudios superiores en Alemania. Y debemos llevar un control del progreso en la lengua mayoritaria: qué tal se expresa, qué tal aprende a leer, si pregunta cuando no entiende algo o le da vergüenza.

Del mismo modo hay que pedir explicaciones sobre el apoyo a niños no nativos que ofrecen el profesional y la escuela.

Apoyo adicional para niños inmigrantes

Muchos niños inmigrantes reciben clases de apoyo en la escuela primaria antes de o durante el primer curso. Más allá de la efectividad de estos cursos, siempre conviene aprovechar las oportunidades de apoyo extra.

Pero puede que el año anterior al primer curso sea ya demasiado tarde. Los niños desarrollan el lenguaje desde antes del nacimiento y no dejan de aprender, cada vez más rápido, durante los 5 años siguientes.

Se da el fenómeno de que cuanto más vocabulario utilizan a los 2 años, más aprenden en los años sucesivos (el denominado efecto Mateo de acumulación de conocimientos) aumentando la brecha entre los que más y menos vocabulario tienen.

Primaria en Alemania: ¿necesitan apoyo los niños no nativos?

Photo by Gautam Arora on Unsplash

Por eso muchas familias migrantes deciden enviar a los niños a la guardería: para que la brecha no sea tan amplia.

Pero la guardería no basta, como prueban los estudios de PISA. Debemos observar a los niños y tener una idea de cómo progresan para poder incluir ayudas adicionales:

  • grupos de juego
  • canguros en el idioma local
  • leer en voz alta en el idioma mayoritario
  • televisión y otros medios digitales: solo a partir de cierta edad, ya que para los más pequeños no solo no ayuda a aprender el idioma, sino que además tiene efectos negativos.

Pero todo ello, sin dejar de lado los idiomas minoritarios: los idiomas no luchan por ocupar espacio en la cabeza del niño sino que se complementan, y un nivel avanzado en uno de los dos idiomas servirá de trampolín para mejorar el otro.

Fomentar la lectoescritura en casa

Este es un tema controvertido: la mayoría de los especialistas en el entorno alemán y en muchos otros países europeos recomiendan dejar el aprendizaje de la lectoescritura para la escuela. Argumentan que es para mantener al niño interesado durante las clases.

Sin embargo, en Estados Unidos muchos estudios apuntan a que el aprendizaje temprano de la lectura está detrás de gran parte del éxito académico.

Creo que ambos enfoques están equivocados porque intentan imponer un sistema uniforme sin considerar los intereses e inclinaciones del niño.

Primaria en Alemania: ¿necesitan apoyo los niños no nativos?

Photo by Yogesh Rahamatkar on Unsplash

Un niño que crece con suficiente acceso a libros y a texto impreso mostrará a su debido tiempo un interés por la lectura. En muchos casos, este interés se despierta a los 5 años y es la mejor base para un aprendizaje agradable y productivo.

Y no quiero decir con ello que vayamos a enseñarles a leer y a escribir a la perfección antes de que empiece la escuela: se trata de un proceso largo, de AÑOS, con muchas partes interconectadas. La casa y la escuela son dos agentes complementarios en este esfuerzo.

Leer también en el idioma mayoritario

Otra opinión controvertida: hay quien recomienda adherirse tan estrictamente al sistema OPOL (un idioma por progenitor) que no contempla leer en el idioma mayoritario.

Pero dudo de que un niño pueda aprender a leer y a escribir correctamente solo con la práctica de la escuela, y menos en Alemania donde las horas lectivas son tan cortas. Practicar en casa es clave para incorporar las técnicas de lectura aprendidas en la escuela. Por tanto, ¿por qué esperar a haber iniciado la primaria para leer en el idioma local?

Nosotros leemos en alemán un par de veces por semana a nuestra peque de 2 años para:

  • ir adquiriendo vocabulario
  • familiarizarnos con la cultura y tradiciones que nos son ajenas
  • acostumbrarnos a la sonoridad del lenguaje, sobre todo con libros de rimas

¡Incluso mi marido y yo hemos notado una mejora en NUESTRO nivel de alemán gracias a leer en voz alta!

Primaria en Alemania: ¿necesitan apoyo los niños no nativos?

Photo by Jamie Taylor on Unsplash

Para ser totalmente honesta, a nuestra Peque no le fascina leer en alemán. Si por ella fuera, leeríamos solo en español todo el rato. Pero varias veces hemos acertado con la elección del libro y se ha enganchado.

¡Una cosa más! No hace falta comprar TODAVÍA MÁS libros, esta vez en el idioma local: ¡existen las bibliotecas públicas!


Puedes descubrir más actividades para niños bilingües aquí, y aquí tienes un par de cuestiones a considerar antes de elegir centro de primaria en Alemania.

Deja una respuesta