• Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

¿Para qué sirven los libros? Personalmente no me suelen gustar los libros-método para niños, esos cuentos sobre rutinas que prometen acabar con las rabietas, dormir al niño en cuestión de minutos o desterrar las tablets para siempre.

Pero sí que me parece necesario encontrar libros que acompañen y que ilustren durante la adopción de nuevos hábitos. Me explico: 

Todos pasamos por cambios más o menos traumáticos: el orinal, el nacimiento de un hermano, la escuela, mudanzas, divorcios… Los niños, igual que los adultos, pueden encontrar en la ficción personajes con quien identificarse, reflexiones que le ayuden a aceptar(se) y hasta ejemplos de comportamiento.

Lo mismo ocurre con las rutinas. Para los niños que las adquieren son cambios radicales, aunque solo sea porque el niño ha cambiado. Un buen cuento sobre rutinas, sobre todo aquellas que más le cuesten, puede ofrecer apoyo, ejemplo o conmiseración.

¿Qué busco en libros para acompañar las rutinas? Sobre todo que trate al niño con respeto: nada de amenazas más o menos veladas, nada de mentiras y por supuesto nada de violencia.

Además, prefiero las que tienen una historia que se sostenga por sí misma e ilustraciones dignas de un álbum ilustrado. ¡Que no son baratos!

En realidad, no son normas esotéricas. Son el resultado de observarnos en familia ante distintos tipos de libros. Y lo cierto es que leemos una y otra vez libros atractivos, que hagan pensar, reír o imaginar y en los que la peque no vea que la están intentando manipular. Y es que eso le da desconfianza a cualquiera.

Quizá de todas las rutinas de esta lista, vestirse sea la que menos tensiones genere a la hora de convencer al niño. Aquí lo que cuesta es que el niño aprenda a vestirse rápido y bien.

Ya se vestirme sola
Elena Odriozola

Una niña un poco gansa se viste sola. Es un cuento con solapas muy sencillo y muy divertido.

Yo puedo
Susan Winter

Este niño puede hacer muchísimas cosas más que su hermanita, incluido vestirse solo. Me encantan las ilustraciones.

Átalo: Un libro para atar y desatar

Parte de vestirse solos es dominar destrezas manuales que cuestan un poco. He aquí un librito con cremalleras, lazos y botones para practicar.

Peinarse y asearse

¿Alguien más deseando que su hija desarrolle una pasión por peinarse y hacerse coletas? Estos libros a nosotros NO nos han funcionado, pero eso sí, ¡lo que nos hemos reído!

Venga, Harriet, ¡péinate!
Jim Capobianco

Los peinados de papá
Francis Martin

¿Qué le pasa a mi cabello?
Satoshi Kitamura

A la mesa

Hay CIENTOS de libros sobre comer, comer verduras, qué ricas son las verduras, cómo me gusta la fruta…

Me parecen bastante poco sutiles. Estos de aquí ofrecen otro punto de vista más cercano al niño.

El vampiro Edelmiro
Scott Emmons

El más clásico de los tres, muy divertido, con rimas  e ilustraciones perfectas para los más peques.

La reina de las lentejas
Víctor García Antón

Este libro es bastante extraño, ¡y vale la pena! Un álbum ilustrado que recoge las complejidades de ser niño concentradas en un plato de lentejas, y cómo la imaginación es la solución.

La mejor sopa del mundo
Susanna Isern

¡Hacía mucho que no recomendaba un libro de Susanna Isern! Este libro explora la dimensión social de la comida, cómo cocinar juntos y compartir es una de las partes más importantes de la alimentación. 

Lavarse los dientes

Bueno, este es otro capítulo en el que hemos buscado y probado mucho tiempo sin encontrar nada que sirviese… ¡hasta que dimos con estos dos!

La verdad, no sé si los libros ayudaron o fue más bien la evolución natural de las cosas. Pero sí que se que estos libros valen la pena por sí mismos, aunque no dieran resultados.

Dientes bestiales
Sophie Schoenwald

Uff, ¡qué mal huele en el zoo! Va a haber que lavarle los dientes a todos los animales…

Los dientes de Trino rojo
Marta Zafrilla

Trino Rojo quiere aprender a lavarse los dientes como su amita pero… ¿cómo se lavan los dientes los pájaros?

La hora del baño

En nuestro caso el baño (y el aseo en general) no es problemático. Pero estos cuentos son tan divertidos que no he podido resistirme. ¡Eso sí! Ni idea sobre su efectividad.

¡Qué jaleo, Timoteo!
Gracia Iglesias

Un cuento rimado ideal para leer con voces, con ruiditos y dejando que el peque complete la frase. ¡Muy divertido!

El baño de Carlota
Lucía Serrano

Otro cuento graciosísimo con sorpresa al final. Claro, no todo el mundo se pirra por un baño…

Camuñas
Margarita del Mazo

Seguro que conocéis este cuento, ¿verdad? Trátese con precaución en caso de niños asustadizos, pero para los más mayores, una historia encantadora. ¡Hay que cortarse las uñas!

A dormir

Si buscas libros para, sobre o en torno al sueño, tengo todos nuestros favoritos aquí. Pero de aperitivo aquí dejo nuestro top 3 de todos los tiempos.

Un besito y a dormir
Patricia Geis Conti

Duerme como un tigre
Mary Logue

Mi camita
J.S. Pinillos

¡Y aquí están nuestros cuentos de rutinas favoritos! ¿Cuáles son los vuestros? ¿Usáis la literatura infantil para acompañar en la adopción de rutinas? ¿Tenéis algún libro que os haya funcionado como un bálsamo?

Deja una respuesta